VANCOUVER, WA AUGUST 1, 2019 – En la actualidad, el Wellness living y la vida en comunidad están en auge, los servicios relacionados se están convirtiendo en un factor decisivo para inquilinos potenciales, con lo que se acaba generando un clima de competencia entre promotores inmobiliarios. En palabras de Rob Meyer: “vemos que se está produciendo una especie de guerra por ofrecer los mejores servicios”. Por su parte, Jim Schroder se centra en la diferenciación por producto como factor decisivo: “Para nosotros, es vital conseguir las mejores instalaciones y servicios que nos ayuden a diferenciarnos de la competencia. Es una verdadera carrera por conseguir lo mejor”.

Rob Meyer, socio de la empresa con sede en Atlanta Catalyst Development Parners, y Jim Schoreder, socio de Tribridge Residential, son dos de las figuras más importantes del mercado, y su trabajo está llevando al cambio en el mundo de las instalaciones o servicios que se ofrecen en el sector inmobiliario.

Diversos estudios, como el publicado en la revista TIME, titulado Everyone Needs Some Else – Why Americans Of All Ages Are Coming Together In ‘Intentional Communities [Todos necesitan algo más – Por qué los estadounidenses de todas las edades empiezan a vivir juntos en “comunidades internacionales”], reflejan la tendencia a cambiar de un modelo unifamiliar a viviendas con áreas y servicios comunes, debido al interés creciente en la comunidad. Este cambio de paradigma está llevando a propietarios, promotores e inversores a esforzarse en aumentar el tamaño de los gimnasios, que llegan a convertirse en las instalaciones más grandes en edificios multifamiliares. Además, no se trata de los típicos gimnasios vacíos que solía haber antes. Las nuevas instalaciones cuentan con innovaciones tecnológicas que los mantienen interconectados, y el equipamiento ya no se limita a un par de elípticas y unas cuantas pesas. Por ejemplo, Meyer nos comenta cómo desde Catalyst Development Partners han empezado a modernizar los gimnasios para incluir máquinas de HIIT, ruedas de camiones, rocódromos con paneles giratorios, y hasta bicicletas Peloton –bicicletas que cuentan con vídeo para entrenamientos, ya sea en directo o en grabación. Los avances tecnológicos de los últimos 10 años han transformado completamente el comportamiento del consumidor.

En palabras de Shroder: “Estoy convencido de que los gimnasios en bloques de pisos  irán evolucionando hacia el fitness bajo demanda y a las clases a distancia, precisamente por la comodidad y acceso a información que supone”. “En parte, el cambio vendrá de la mano de la tecnología. Se puede pensar que es ridículo, pero, francamente, el coste sería mucho menor que el que soportábamos en el pasado, cuando contábamos con monitores y clases en directo”.

La inversión en mejoras y en servicios o equipamiento no es una pérdida de dinero. En la actualidad, se sabe que los arrendatarios están dispuestos a pagar por estas mejoras en su nivel de vida. En un informe reciente realizado por NAA’s Research Report se estima que el 46 % de los inquilinos estaría dispuesto a pagar el suplemento que supondría tener clases de fitness, mientras que el 42 % pagaría por instalar pistas de marcha. Las instalaciones y servicios relacionados con el fitness y el wellnes obtuvieron las mejores puntuaciones. Una encuesta realizada post-reformas refleja un incremento del 0.55 % en la ocupación tres meses después de haberse incluido algún servicio de este tipo, mientras que la cifra subía al 1.15 % a los seis meses de finalizar las reformas.

Teniendo en cuenta que el 51 % del parque inmobiliario disponible fue construido con anterioridad al año 1980 y que la oferta de nueva construcción va en aumento, es de vital importancia que los propietarios de viviendas multifamiliares sean competitivos, manteniendo los edificios, las zonas comunes y las zonas privadas bien actualizadas. Las nuevas tendencias demográficas y de estilos de vida que han ido favoreciendo los pisos y apartamentos están para quedarse, y ofrecer una buena gama de servicios para todos los bolsillos es algo indispensable que supone beneficios para todos, tanto propietarios como residentes.


By: TOM JOHNSTON | VP DISTRIBUTOR & GLOBAL VERTICAL SALES

Core Health & Fitness, LLC