Los Centros Low Cost Seguirán Creciendo en España

Los tiempos están cambiando, que decía la canción. El problema es que cambian demasiado rápido y la industria ha de moverse al mismo ritmo que la sociedad.

El concepto de gran centro deportivo, con múltiples actividades, servicio de personal de fitness siempre presente en la sala, personal de recepción desde la apertura hasta el cierre del centro, etc., con cuotas mensuales entre 45 y 60€/mes, se está viendo amenazado desde hace un tiempo por la aparición de los centros low cost con precios que oscilan entre los 19,95 y los 29,95€.

Mi experiencia como formador y consultor del sector del fitness me lleva a afirmar, como dice el título de este blog, que los centros low cost seguirán creciendo en España durante los próximos años.

Desde tiempo, me he encontrado con gestores y operadores que afirmaban que los centros low cost no serían competencia ya que venderían menor precio a costa de una menor calidad en el servicio. Otros afirmaban que ellos ofrecían un trato humano superior al que ofrecerían estos centros low cost. Otros se mostraban confiados por su posicionamiento en el mercado y no veían como amenaza la llegada de este nuevo tipo de competidor. Pero eso era con otro modelo de sociedad.

Algunos operadores se anticiparon y vieron la oportunidad de mercado. Como decía Heráclito (s VI a.C), “todo fluye, nada permanece”.

El sector del fitness ha de cambiar al ritmo que lo hace la sociedad. Y, actualmente, el grueso de la población económicamente activa (el 74% del total en los próximos 5-10 años según la consultora Deloitte) es la generación millenial.

Son personas nacidas entre 1981 y 1995 que son parte fundamental de la economía y, por tanto, del consumo. Esto les hace ser un factor clave en las estrategias de marketing.

En sus hábitos de consumo consideran la calidad del producto, pero también el precio, así como el servicio recibido. Todo ello les hace tener mayor o menor lealtad hacia una marca.

Están dispuestos a pagar por aquel producto que aporte un mayor valor añadido. En cambio, si el producto a adquirir no les aporta valor alguno, prefieren ahorrar y comprar otro producto similar pero más barato. Es el concepto de compra inteligente o, para entendernos, el famoso slogan “yo no soy tonto”.

¿Para qué pagar más por un gimnasio grande con muchas actividades y servicios que no voy a utilizar si en un low cost tengo lo mismo por un precio menor? Y aquí los operadores del sector harían bien en ver si lo que hasta ahora hemos entendido como “valor añadido” realmente lo es o no.

¿Es indispensable una persona en la sala de fitness? Si mis clientes ya saben cómo entrenar, o tienen aplicaciones que les explican qué hacer, etc., es prescindible.

¿Es indispensable una persona impartiendo cada una de las sesiones dirigidas? Si no interacciona conmigo, no me da alternativas, no me corrige, etc., es prescindible.

¿Es indispensable una persona en recepción? Si toda la información que me ofrece la puedo consultar en la propia web del centro y hacer el alta on-line, es prescindible.

En USA, el 35% de los centros del sector son de tipo low cost. En el resto de mercados maduros (UK, Alemania), oscilan entre el 25 y el 35% del total. Pero en cuanto a número de socios, alcanzan el 45-55% del total de usuarios/as del país.

En España estamos en un humilde 8% del sector, por lo que parece claro que el low cost seguirá creciendo. Y, si queremos hacer frente a esta tendencia, nos hemos de adaptar.

¿Cómo podemos añadir valor a nuestro negocio para competir con este modelo?

Salas de fitness equipadas con buen material, actual, que inviten a compartir el entrenamiento mediante aplicaciones a través de redes sociales. Ésta es una de las características de la generación millenial. Aprovechémosla!

Crear una plataforma on line atractiva, dinámica, dónde quede claro qué se puede encontrar en nuestro centro. Y que permita realizar una alta on line de manera sencilla e intuitiva.

Crear una app donde nuestro cliente pueda orientar su entrenamiento (indoor y outdoor), según sus necesidades, tiempo disponible, gustos y aficiones. Qué hacer en la sala de fitness, qué actividades dirigidas le pueden convenir más. Qué alternativas de entrenamiento puede realizar outdoor cuando no acude a nuestro centro. Que pueda compartir sus experiencias en nuestro centro a través de las redes sociales. Incluso poder cambiar la parrilla de actividades según los comentarios de dichas redes.

No todos pueden ser el más barato. De hecho, sólo puede serlo uno. Por lo tanto, genera el máximo valor añadido a tu producto. El precio es un factor más, pero no es el más determinante.

La generación millenial valorará tu esfuerzo. Si no lo haces, entonces sólo se guiará por el precio.

Ellos no son tontos/as.

Master Trainer José Luis Sanz

José Luis trabaja como entrenador personal en su propio estudio desde hace 6 años. Ha trabajado como educador y gerente de productos para Duet Sport & Spa, y previamente como director regional de educación en Nautilus Health & Fitness Group, director de educación en Fit4Life y director de fitness de Medfitness. La empresa de José, Activitat Física i Salut SL, trabaja para la Diputació de Barcelona, ayuntamientos y asesora a diversas empresas.

Entre los momentos más importantes de su carrera destacan:

• Máster en Actividad física, deporte y salud, Máster en Medicina deportiva, Máster en alto rendimiento deportivo, Máster en gestión deportiva
• Gerente de productos para Duet Sports & Spa
• Creador de varios cursos teóricos de ciclismo indoor, profesor en congresos y cursos de formación en España, República Checa, Polonia, Portugal y China.
• Master Instructor para Schwinn Cycling desde 2005