En Core Health & Fitness creemos que unos valores de empresa bien definidos e implementados son el motor del éxito de toda empresa y constituyen la base de una cultura empresarial positiva. Debemos considerar la empresa como un organismo vivo, que respira y posee una personalidad propia, y se expresa a través de sus valores fundamentales. Y unos valores fundamentales firmes sirven de guía a las acciones, tanto internas como externas, de la empresa, de manera que las todas decisiones reflejan los elementos clave para ella. En Core Health & Fitness creemos que los valores fundamentales son algo más que una lista que colgamos en la pared. Sin una cultura empresarial adecuada, las estrategias no alcanzan a realizar todo su potencial. La cultura desayuna estrategias día sí y día también, así que, si sientes curiosidad, aquí te presentamos el menú:

Juega para ganar: competimos en equipo. Preferimos acciones positivas.
Nuestros empleados buscan formar parte de un equipo y son apasionados del sector, de nuestros productos y de nuestro éxito. Valoramos a los empleados capaces de destacar en ambientes dinámicos y que se esfuerzan por ser los mejores.

Márcate un tanto: para saber cómo ganar, tenemos que saber dónde estamos.
Haz los cálculos, asegúrate de que usas el tiempo y los recursos eficazmente para alcanzar el objetivo común. La precisión económica mueve nuestro trabajo.

Sé responsable: asumimos nuestra responsabilidad en todo momento.
Es nuestra de principio a fin. Hacemos las cosas que dijimos que haríamos, cuándo dijimos que las haríamos. Nos ganamos la confianza de nuestros socios y conseguimos los resultados adecuados, de la manera adecuada. Esa es la única integridad admisible.

Sé flexible: planifica, y prepárate para adaptarte.
Valoramos la capacidad de cambio. Los ambientes dinámicos requieren soluciones dinámicas. Vemos “qué es posible”, sin conformarnos con “lo que ya es”, y seguimos avanzando.

Todos somos uno: formamos un equipo.
Sabemos que solo alcanzamos la excelencia si ponemos todo de nosotros. Trabajando en equipo, todos juntos, nos esforzamos por ser los mejores y obtener resultados innovadores. Estamos motivados y nos apasionan tanto el proceso como los resultados.

Busca soluciones: haz lo que sea necesario. Para Core, pensamos a lo grande. No hay excusas.
Buscamos la forma de obtener resultados donde otros no pueden. Las palabras “no” y “fracaso” no forman parte de nuestro vocabulario. Logramos resultados a pesar de los obstáculos, y nuestro éxito lo define la calidad que ofrecemos al equipo y a nuestros clientes.

Alza tu voz: hazte oír. Practica un diálogo respetuoso y honesto.
Valoramos tu opinión. Exprésate. Las ideas no se materializan en éxitos si se quedan en la cabeza. Todas las ideas se clasifican, la mejor idea gana. No sufras en silencio.

Ahora que sabes qué consideramos importante, queremos presentarte a uno de los impulsores de nuestros valores fundamentales: Tim Hawkins. Tim es el vice presidente de Ventas y Marketing de Core Health & Fitness, y al unirse a nuestro equipo, trae consigo una extensa experiencia en marketing y ventas, y conocimientos de primera mano de la cultura de las empresas y del impacto de estas en la estrategia. A continuación, Tim nos habla de su experiencia en una empresa anterior, cuya estrategia no consiguió dar frutos hasta que no se adoptaron unos valores fundamentales:

En mi Core… La cultura desayuna estrategias

Mi madre decía que el desayuno es la comida más importante del día. Sin él, tienes garantizado tener un día duro. Pero no comprendí el significado exacto de esta frase hasta que el mundo empresarial me lo enseñó.

Tras años trabajando en corporaciones, tuve la oportunidad de dirigir una empresa pequeña. Pasé de plantillas de miles o decenas de miles de empleados a 80 personas. Pensando que sabía qué hacer para reencaminar la compañía, recopilé algunos de los  valores fundamentales en una lista que cabría en una alfombrilla del ratón del ordenador, y me concentré en las estrategias, los objetivos, el alineamiento y las medidas. Los primeros dos años fueron prácticamente imposibles. Estrategia, estrategia y más estrategia. Todo con resultados desastrosos. Alguna vez cogí alguno de los valores fundamentales que teníamos en la pared, para usarlo como arma, pero más allá de eso, todo se reducía a la estrategia. ¿Dónde estaba el problema de mis estrategias? Los resultados eran frustrantes, como poco.

No fue hasta que entrevisté a un ejecutivo potencial y este me preguntó cuáles eran los valores fundamentales de la empresa y me pidió que le diera un ejemplo en que hubiera implementado cada uno de ellos con los empleados, me di cuenta que mi fijación con las estrategias era inútil. No me venían a la cabeza rápidamente los valores fundamentales de la empresa y me costó encontrar situaciones en que los hubiera utilizado conscientemente para beneficio de esta. Ahí me di cuenta de que el aspecto más deteriorado era la cultura, no la estrategia. Centarme en la estrategia no servía de nada debido a la naturaleza tan tóxica de la cultura de la compañía.

Ante mis compañeros, comencé el proceso de revitalizar la empresa cambiando su cultura. El primer paso fue admitir mis fallos en este aspecto, y no haber reconocido que la cultura es el elemento más importante de un negocio. Y así se inició el cambio. En el momento en que empezamos a reconocerlo, asumir nuestra responsabilidad y trabajar en ello, empezamos a revitalizar la empresa. La responsabilidad y la autenticidad se convirtieron en el centro de los valores fundamentales, y crearon una nueva cultura no tóxica. El proceso no fue lineal y estuvo plagado de retos, pero fue muy enriquecedor para todos los que participamos en él.

Ahora, mi base ha cambiado. He visto en primera línea cómo puede transformarse una empresa. He formado parte de culturas negativas y de culturas increíbles. He visto cómo podemos crear una cultura y cómo podemos destruirla. Sé cómo en los puestos más altos podemos ignorar la cultura empresarial, y tomar decisiones nefastas que minan nuestros objetivos estratégicos. Pero, sobre todo, he disfrutado poniendo la cultura y los valores fundamentales primero, como el desayuno, y sabiendo que sin ellos ejecutar estrategias es imposible.

Al igual que los deportistas necesitan una base fuerte para ser eficaces, en Core Health & Fitness creemos que nuestros valores fundamentales son la base del éxito, y esperamos constituir un ejemplo para otros y una fuerza positiva para nuestros clientes y el sector a través de nuestros valores y nuestra cultura. Es nuestro objetivo, Buscamos Soluciones y Jugamos para Ganar.